jueves, diciembre 24, 2009

Noche Buena 2009

Otra navidad pasa. Esperaba yo esta fecha desde como a mediados del año, no tanto para celebrar y comprar, si no para sentir el ariecito fresco característico de la época pero sobre todo por el día libre que se hace puente.

En esta nochebuena tengo sentimientos encontrados. No estoy tan mal pero tampoco estoy nada bien, lo digo por la situación aún de mi novia, que no puedo salir a vacacionar normalmente y además por estar con gente idiota trabajando. Pero las cosas buenas es que aún tengo a toda mi familia y comeremos bien en la noche.

Pero recuerdo muy bien un 24 de diciembre. Aún trabajaba en Polanco y era cuando trabajaba a gusto por no haber burocracia excesiva. Siempre nos dan medio día, pero esa vez salí después de las cuatro de la tarde. Ya no había casi nadie y tampoco en las calles por ser una zona de negocios. Lo que sí había era una especie de neblina con frío envolviendo toda la zona. Caminé y disfruté mucho ese rato caminando porque no tenía grandes problemas; tenía un trabajo, dinero, no tenía deudas, iba a mi casa donde ya esperaba la cena, si quería podía pasar al centro comercial y comprar algo que me gustara.

Casi me sentía en otro país por estar caminando en un barrio rico, nublado, con ligera neblina y con frío. Y me sentí feliz.

Ahora las cosas son distintas. Estoy muy lejos para estar feliz y me genera un pequeño nudo en la garganta. La esperanza muere al último y la mía es que dentro de un año no estar aquí si no en algún otro lugar trabajando más a gusto. Y si sigo acá, que no me aquejen las preocupaciones que tengo hoy ni ninguna semejante. Por el momento me quedo con el recuerdo de aquel 24 de diciembre. No recuerdo ni que año era, pero recuerdo muy bien ese sentimiento de felicidad que lo sentía casi como un regalo y bendición hacia mi persona.


viernes, diciembre 18, 2009

El jefe de la primer consultoría.

En mi primer trabajo y mi primer año creía en eso de la "lealtad" y "trabajo duro" aunque sea con un mísero sueldo. Pero en vista del trato del jefe y a pesar de que el sueldo me lo habían subido, no era nada bueno. Una Consultoría me coqueteó con más sueldo y trabajar con cosas más interesantes (UNIX) que el sencillo Visual Basic.

Lo malo de ese trabajo era que no tenía un lugar fijo como tal.. en 6 meses que duré ahí estuve en 5 distintas oficinas, en una de ellas me llevaron a trabajar a Mérida, Yucatán por tres semanas. Creo que esas fueron las mejores tres semanas de mi vida, ya que pude viajar, conocí el paraíso de la península y como llega mucho turismo, tuve la oportunidad de tener una relación a una Alemana (esto sin duda merece un post aparte).

Programaba sobre Linux/Unix en Lenguaje C. Ahí supe lo sencillo de hacer un sistema que funcione y en base a ese ganar mucho dinero. Un ejemplo era que ese programita lo tenía instalado una compañía telefónica celular en una máquina 486 con linux y le hacía ganar mínimo 800mil pesos diarios.

El jefe que me dieron ni se podría considerar jefe como tal. Al principio, al ver mis "aptitudes" de plano me dijo que me contrataba porque yo me iba a encargar de todo y que gracias a mi se iba a deshacer de dos personas que ya no trabajaban bien. Éste jefe nada mas se presentaba a la firma de papeles importantes como contratos a las empresas o pura representación, pero de plano nos dejaba totalmente a nuestra suerte. Casi casi se le podía considerar como si fuera un "aviador". A mi me gusto esto porque me dejaba todo a mi consideración y no estaba molestando con fechas de entrega o si llegaba 10 minutos tarde al trabajo.

Aprendí mucho sobre lo que realmente me llamaba la atención: sistemas abiertos, lenguaje de programación, modelo cliente/servidor, etc. Pronto se comenzó a correr el rumor en esa pequeña consultoría de que yo era "bueno" y comencé a ganar la confianza de los dueños. Ahí que no tardaron en "pelearse" por mí, esta situación era el comienzo de lo que tengo que vivir hasta la fecha.

Otro jefe me jaló para trabajar en una desarrolladora de software grande, se ubicaba cerca del edificio de Pemex. Pero al llegar de plano no me gusto absolutamente nada. En realidad era una bodega que le pusieron computadoras, no había ventanas y además me habían asignado a un lugar con una máquina muy vieja, sin Internet, ni correo electrónico ni extensión telefónica. Nunca me había sentido tan aislado del mundo exterior.

Precisamente en se momento me llaman del Banco, gracias a un amigo que metió mi currículum, para trabajar en uno de los proyectos mas importantes y requerían contratar mucha gente con mi perfil. La paga era muchísimo mejor así que, aunque en la consultoría me ofrecían un poco más de sueldo por quedarme, tuve que declinar la oferta simplemente por el nuevo lugar que tenía. Sin Internet simplemente no se puede trabajar a gusto.

miércoles, diciembre 16, 2009

Mi primer jefe.

A lo largo de mis 9 años de vida laboral he tenido distintos jefes y creo que los mejores han sido cuando me toca jefas mujeres, los iré definiendo a cada uno en esta "nueva serie de post".

Mi primer jefe era un wey que no había terminado la carrera en el UNITEC y posiblemente fue maltratado por su papá ya que a veces se ponía a gritar cuando las cosas urgían. Era de esos que quería que sus recursos llegaran a las 8:00am aunque él llegara a las 11:00am. Además de que la chamba la daba a las 5:00pm para terminarla, regularmente a las 2:00am del siguiente día. Nefasto porque se tomaba al menos tres horas de comida.

Era de esos que quería convivir solo con sus recursos y estar toda la tarde y noche con ellos porque la verdad es que nadie lo quería como su amigo y por lo tanto no tiene vida social. La única forma de que él no se sintiera solo por las noches era teniéndonos trabajando con él todo el tiempo.

Era tanto el odio que había crecido (los recursos) hacia el jefe, que a veces en al hora de comida nos acompañaba a jugar billar y era la única forma en desquitarnos dándole una pinche arrastrada. Yo creo que el se desquitaba poniéndonos más trabajo urgente.

Trabajábamos para el gobierno. De plano el ambiente no me gustó para nada porque los jefes de mi jefe se sentían divinos y cuasi-dioses, al grado que eran los únicos que podían fumar (puro) a pesar de que la ley lo prohíbe. También había burócratas arriba de 40 años que eran tratados con toda la soberbia y despotismo que un jefe del gobierno puede dar. Ellos de plano les gritaban diciéndoles que eran tontos, que no hacen lo que se les dice y una vez, con grito a todo pulmón les dijo "Ustedes no están aquí para pensar, están aquí para hacer lo que yo les digo". En ese momento fue que decidí no terminar así.

Duré un año ahí. Al ser mi primer trabajo, aprendí mucho. Afortunadamente teníamos Internet ilimitado y teníamos las mejores máquinas del mercado, y nos la cambiaban cada 4 meses por una mejor. Tenía mi cubículo grande, línea telefónica con llamadas ilimitadas fuera de la organización y el desarrollo, aunque era Visual Basic 6, era muy interesante y nos mantenían actualizados en esa tecnología.

El día que renuncié, lo hice ya con un trabajo seguro y ese mismo día mi jefe se puso en esos días que fue muy insoportable al gritar (por segunda vez, la primera se la pasé) exigiendo que no me fuera a casa para terminar un sistema esa noche. Me pare y le dije "pues renuncio" y fuí a hablar con el jefe de mi jefe. Y ya.. ese mismo día terminó la quincena, no había firmado ningún otro contrato y no había expedido el recibo de honorarios. Así que no les quedo de otra que dejarme ir. Al siguiente día me presenté como a las 1:00pm solo por mis cosas y despedirme de poca gente. Con la convicción de que jamás debería trabajar para el gobierno y que no debo terminar como un viejo burócrata sin actualización ni decisión propia del trabajo.

Lo único bueno de ese jefe es que sí investigaba, programaba y se metía a las broncas que salían cuando era necesario. Lo que le falló mucho fue el trato a las personas.



viernes, diciembre 11, 2009

Mi situación por una enfermedad que no es mía.

El post anterior se me hace una propuesta muy buena y por eso la transcribí aquí. Y es que sé que eso debería ser porque precisamente estoy viviendo esa situación de cerca.

Durante poco más de dos años nos enteramos que mi novia tenía insuficiencia renal crónica. Han sido meses que se me han hecho eternos y dejé de hacer todos los planes que ya había hecho, producto de mi año de descanso. Al cambiar todo, tuve que tragarme mi orgullo y regresar al mismo trabajo del que había renunciado casi un año antes. Solo por el simple hecho de tener una entrada de dinero un poco más segura y que fuera poco probable que sufriera un despido con la crisis que ya se veía en puerta.

Ahora casi la primera recomendación que les doy a todo mundo es que por favor tengan ya un seguro de gastos médicos. Al momento que lo contraten no deben utilizarlo por al menos 5 años. Porque les puede pasar lo que a nosotros que cuando ya tengan alguna enfermedad grave que requiera gastar mucho dinero, las pinches aseguradoras buscarán cualquier cosa que hayas reportado y si se relaciona con la enfermedad costosa (en el cuerpo humano todo se relaciona), alegarán que no entró en el periodo porque ya tenía un problema antes de contratar el seguro y ya no pagaran ni madres.

Eso nos pasó. Al momento que le dieron el seguro GNP a mi novia. De las primeras consultas les dijo que a veces, desde unos meses antes tenía dolores de cabeza. Vieron que era principios de hipertensión y le dieron medicamento. Al momento que nos enteramos de esto, que ya necesitaba un trasplante de riñón (tres años después de haber contratado el seguro). La aseguradora vió el expediente y ya no hizo válido pagar nada porque según ya era derivado de un padecimiento preexistente y ya!.. nos chingamos con los gastos.

Una enfermedad así es muy cara. Los meses que menos gastamos son aquellos cuya pura cuenta de hemodiálisis y medicinas llega a $25,000 pesos mensuales (2100 dólares aproximadamente). Eso sin contar el día en que se haga el trasplante de riñón. Además que hemos visto toda la necesidad de la gente pobre que tiene estos padecimientos y de todas las carencias e indiferencias de todo mundo a partir de la ignorancia.

Igual nos hemos dado cuneta que esta enfermedad es mejor tratarla en el DF, porque en Querétaro carece de educación, equipo y conocimientos para hacer las hemodiálisis así sean el hospitales privados. Hemos visto cómo se discrimina la gente y se aprovecha de su enfermedad con doctores estafadores e ignorantes por no actualizarse. Esto seguramente dá para mas posts, que posiblemente los pongo a futuro. Pero solo aviso que si alguien tiene esta enfermedad en México y tiene la posibilidad de gastar en hospitales privados. Lo mejor que pueden hacer es irse al DF. En Querétaro hemos visto que la gente se muere por malas prácticas de doctores y enfermeras.

Quería comprar un carro, quería ya dar el enganche a una casa, quería ir a la inauguración de olimpiadas invernales en Vancouver. Ahora con todo esto solo puedo darme el lujo de tener la atención médica pertinente de mi novia. Ahorrando dinero y sin ponerlo en riesgo invirtiéndolo en la bolsa porque sé que en cualquier momento se podría ocupar. Estoy en un trabajo rodeado de idiotas que igual que los doctores, ya no les nace el interés por actualizarse, además casi sin posibilidad de crecimiento. Las noches no puedo irme de fiesta por cuidar de ella, de ir por ella al hospital. Y estar al pendiente de su presión. Cualquier cosa puede pasar (que normalmente es en la madrugada) y cuando pasa tengo que llevarla a urgencias.

En teoría, quizá a finales de Enero o principio de Febrero le harán el trasplante. La verdad es que la fecha no es nada segura ya que venimos diciendo eso desde hace un año. Pero cuando pase y todo salga bien. Sentiré que recuperaré mi libertad y ahora si podré nuevamente luchar por las cosas que quiero para mi.



viernes, noviembre 20, 2009

Cómo resolver la escasez de riñones.

Zell Kravinsky es un hombre que se preocupa de los desconocidos. Después de donar la mayor parte de su fortuna de 45 millones de dólares para obras de caridad, se convirtió en una de las pocas personas que han donado un riñón a alguien a quien no conocía: una mujer que, si no, habría muerto.

Kravinsky razonó, y evidentemente estaba en lo cierto, que el riñón tenía mucho más valor para la receptora que para él. Así que lo donó. Cualquier otra cosa equivaldría a cometer un asesinato, según su razonamiento.

Tanto si estás de acuerdo como si no con esa valoración, una cosa es cierta: el mundo está lleno de riñones de más. Yo mismo tengo uno más de los que necesito y es muy probable que tú también. Me gusta tener uno de repuesto, pero no lo aprecio tanto como muchos pacientes renales que desearían tener la posibilidad de prolongar sus vidas.

En un mundo sano, los riñones se comprarían y venderían como las tortillas. Algunos economistas han calculado que, en ese mundo, el precio de mercado de un riñón estaría alrededor de los diez o quince mil dólares. A ese precio yo no vendería mi repuesto, pero (según las estimaciones) habría la suficiente gente dispuesta a venderlo como para cubrir la demanda.

Desde luego, eso estaría bien. Sinceramente, no me imagino cómo se puede pensar otra cosa y ser una persona decente. En éste barco que llamamos humanidad, algunos de nosotros se están ahogando y otros llevan salvavidas. Es un acto de odiosa crueldad eliminar el único mecanismo -es decir, los mercados- que pueden proporcionar salvavidas de manera fiable a aquellos que están a punto de ahogarse.

Como mínimo, se podría eximir el monto que cuesta sacar una licencia de conducir a los solicitantes que pusieran una cruz en la casilla de "donante de órganos". Si es trágico que la gente vaya por ahí con riñones de más que seguramente nunca necesitará, es mucho más trágico que se la entierre con riñones de más que con seguridad nunca va a necesitar. Éste es un buen comienzo, pero para resolver el problema probablemente será necesario un verdadero mercado.

Si permitiéramos un mercado libre de riñones, ¿no se arrepentirían algunos vendedores? Desde luego. Algunos acabarían necesitando ese riñón que vendieron y otros acabarían gastándose sus 15,000 dólares en apuestas o entradas a partidos de fútbol. ¿Y qué? En todos los mercados hay vendedores que se arrepienten. Podrías arrepentirte vender tu coche o tu casa. ¿Significa eso que hay que prohibirte que los vendas?

Hablar sólo de los vendedores arrepentidos es cometer la falacia de contar los costos e ignorar los beneficios -por cada vendedor arrepentido hay un comprador feliz, por no mencionar a los vendedores que no están arrepentidos-. La cuestión es que si la persona A seguramente va a morir sin un riñón, mientras que la persona B, con dos riñones sanos, sólo tiene un 1 por cierto de probabilidades de necesitar los dos en algún momento, uno de esos riñones debería ir a la persona A.

Si te preocupa la gente pobre que no se puede permitir pagar 15,000 dólares por un riñón, colaboremos con las organizaciones benéficas (o incluso con el gobierno) para cubrir esos gastos. (Ahora que estoy metido en está cuestión he visto que las familias gastan mínimo esa cantidad pagando los tratamientos, medicamentos y hemodiálisis; a pesar que están afiliadas al IMSS). Lo importante es que no perdamos de vista el cuadro general: cada año, sólo en Estados Unidos, mueren cuatro mil personas esperando un trasplante de riñón (En México estoy seguro que la cifra aumenta mucho más, sobre todo por la mala atención y la deficiencia en los servicios de hemodiálisis), mientras que 300 millones de riñones siguen sin utilizarse. Es una locura.



Fragmento obtenidos del libro:
"Cuanto mas sexo más seguro"
Steven E. Landsburg

martes, noviembre 10, 2009

Quiero.

Quiero tener tiempo de hacer lo que me gusta.
Quiero leer y aprender muchas cosas.
Quiero instalar linux en mi laptop.
Quiero que ya salga otra vez la revista @rroba.
Quiero colgarme del Internet del vecino.
Quiero que esté nublado y frío.
Quiero viajar y vacacionar como antes.
Quiero ver el atardecer sentado frente a una cabaña en un bosque de pinos.
Quiero ver el amanecer con los volcanes con una tasa de buen café.
Quiero ver la 4ª y 5ª temporada de House.
Quiero ya que se libere el sistemita que tengo pendiente.
Quiero avanzar en mi tesis.
Quiero invertir en la bolsa.
Quiero trabajar en Google.
Quiero endrogarme para tener nuevo carro.
Quiero hacerme un tatuaje.
Quiero caminar en las calles de Amsterdam.
Quiero hacer cosas innovadoras e interesantes.
Quiero tomar vino y comer jamón serrano en Madrid.
Quiero comer quesos de cabra y pan.
Quiero estar sentado con mi amiga Lau a lado del río Sena en París.
Quiero jugar Rock Band todo un fin de semana.
Quiero poder hacer ejercicio cada mañana.
Quiero salir a escuchar rock con amigos.
Quiero tener sexo con las otras.
Quiero hacerte el amor.
Quiero que ya te atiendas y vayas sin falta con los doctores.
Quiero que ya no sean necesarias las hemodiálisis.
QUIERO QUE YA TE TRASPLANTEN!!

jueves, octubre 22, 2009

La envidia.

Como dijera Napoleón: "La envidia es simplemente una declaración de inferioridad de nuestra persona" (o algo así).

Creo que este sentimiento es inherente al ser humano y es natural que todo lo tengamos, algunos envidian la ropa, el carro, la vieja, etc. Yo en lo personal, paso por una etapa de envidia hacia las personas que tienen todo para seguir creciendo; no me refiero a que tenga envidia de dinero, si no que simplemente a la propia libertad de hacer lo que quieran.

Recuerdo alguna vez, dentro de alguna institución en donde la directora nos dijo (y casi casi en especial a mi y a otra "amiga") que ya otros compañeros se habían quejado que estábamos abrazándonos y "cortejándonos" frente a los demás y nos pidió de favor que ya no lo hiciéramos. Yo me extrañe mucho ya que ese tipo de prohibiciones se pueden entender en un convento o en situaciones como en un funeral o efectivamente donde sea mal visto socialmente, pero en una institución rodeado de jóvenes pues no. A lo mas que pensé fue que le dimos envidia a varios y se presentó la situación de "no cuenten el dinero frente a los pobres".

Ahora entiendo ese sentimiento de ver que los demás "comen frente a los hambrientos", sobre todo en twitter cuando hay gente que a cada rato poner mensajes como "ya renuncié de mi trabajo y estoy muy a gusto" o "Tengo mucho trabajo de lo que en verdad me gusta" o "Tengo total libertad de hacer lo que quiero y además me pagan". La envidia me corroe y con esto hago manifiesta mi inferioridad.

Pero mi envidia no es como para decirle a twitter que cancele esa cuenta o decirle al autor que ya no sea mamón y vea par a los que estamos jodidos y apresados en un trabajo mediocre lleno de idiotas y in salir a la calle en todo el día, es más, ni siquiera lo "desfolloweo"; simplemente porque mi envidia no es para hacer daño a la otra persona. Al contrario, que chido que les vaya bien, que chido que cumplan sus sueños y que estén tan agusto consigo mismos y yo espero, algún día, poder trabajar duro para estar como ustedes.

La envida que tengo se convierte en coraje a mi mismo y mi situación de no poder hacer todas las cosas por las que me preparé y soñé. Pero tengo la esperanza que dentro de poco todo volverá a la normalidad y les demostraré a los demás que también puedo gozar de mi vida. Llegué a pensar que estaba tan mal en estos días que nadie me tendría envidia, pero antier descubrí que si hay.

Lo que más dolió es que son los que dices ser "amigos" los que, con algunas acciones, me dí cuenta que me tienen envidia y si por ellos fuera, me correrían solo porque no aparento ser como ellos. No me quedo tan tarde a trabajar, parece que todo lo sé y me llega sin esforzarme en nada, que soy un protegido. Pero todo lo anterior siempre lo aparento. Ellos no saben que algunas noches me esfuerzo para investigar, leer y estudiar para que no me rebase tan feo la tecnología como a ellos. Además de que mis salidas "temprano" del trabajo se deben a atender a mi novia enferma e ir por ella al hospital y no para echar la hueva como ellos se imaginan.

En cierto modo, SU envidia si es una declaración de inferioridad al grado de querer eliminarme del juego, MI envidia es mi declaración de inferioridad que se convierte en coraje y querer aspirar a ser como el objeto de mi envidia en base a mi propio esfuerzo.


El tiempo salvando a la Verdad de la Falsedad y la Envidia.

jueves, octubre 15, 2009

Mis ojos dejaron de ser vírgenes.


Desde hace nueve años tenía ganas de tener lentes de contacto, los que tenía eran de metal con cristal, muy grandes y muy pesados. Las jornadas maratónicas de estudio en la universidad hacían que se me marcara el soporte de los lentes en mi nariz y era muy cansado leer libros enteros. Así que juré que cuando trabajara, mi primera quincena sería para comprarme unos lentes de contacto.

Al llegar el día, fui con los optometristas y tristemente me dijeron que, como la graduación que tenía era muy baja, que no existían los lentes de contacto blandos con esa graduación. Solo pocos doctores vendían algunos pero eran de los rígidos. Me dio a probar unos y de plano no los aguanté mas de 5 minutos!!. Sentía que tenía vidrios de esos que ponen en las bardas, filosos y picudos… pero en mis ojos. No podía ver nada por la molestia y lo que ya quería era que me los quitaran. Tenía que comprar lentes normales en vez de contacto.

Fui a la óptica a pedir, explícitamente los lentes más ligeros que tuvieran en existencia, Ellos eran los únicos que manejaban algunos armazones de titanio. Los más ligeros del mercado. Me salió prácticamente en toda mi quincena integra comprar esos lentes y son los que he traído hasta la fecha. Un alivio a comparación de los anteriores por ser ligeros y había ratos que ni sentía que los tenía puestos.

Siempre me quedó la espinita que tener lentes de contacto blandos, sabía que tenía que esperar unos años a que la tecnología avanzara y los hicieran a mi graduación. Al fin llegó ese día, en animarme a comprar unos.

Me los dieron el martes, la molestia del primer día y la proeza de intentar ponérmelos irritaban mis ojos. Han de dejado de ser vírgenes y ahora deben tener un plástico pegado para poder ver bien sin algún aditamento externo que lo vean los demás.

Los lentes normales tenían la ventaja de cubrir un poco lo feo que mi cara, ahora estoy totalmente al descubierto. Pero es mi tercer día y no me acostumbro, ya me hartaron y ni puedo trabajar a gusto. Aguantaré lo mas que pueda, espero que esta sensación de no ver bien y de estorbo se me quite pronto y poder ver bien a todo el ángulo de visión en alta definición



Ya!!... en este momento me los voy a quitar, al rato, haber si me animo a ponérmelos nuevamente.

viernes, octubre 09, 2009

69 años.

Para una de las personas que he admirado. A veces me pongo a pensar en todo lo que pudo haber creado si fuera porque lo mataron; en las canciones y ritmos que nadie podrá escuchar.

Me identifico mucho con esta canción.



Si estuvieras en este mundo, hoy cumplirías 69 años.

jueves, octubre 08, 2009

Extraño mi rutina.

Se dice que para que algo se haga hábito lo tienes que practicar diario y sin falta por un lapso de 40 días. Después de eso ya haces lo que te propones de forma tan natural que ya ni se resiente el esfuerzo.

Lo anterior aplicó a mi de forma contundente cuando decidí hacer ejercicio, al principio me costaba muchísimo trabajo levantarme de mi cama y muchas veces desistí y me quedaba dormido, para después tener el sentimiento de culpa y la decepción a mi persona. Pero poco a poco se me fue quedando el hábito sobre todo teniendo el objetivo de adelgazar, correr en una carrera o el simple hecho de sentirte mejor. Esos eran mis tres objetivos.

El adelgazar pasa casi indetectable para uno, pero los demás son los que comienzan a decirte que ya te vez mas flaco, algunas mujeres comenzaron a decirme que ya las nalgas las tenía mas duritas o que me estaba poniendo más "cachetón". La verdad es que para mi, la motivación fue que comencé nuevamente a sentirme bien. Tenía la sensación de que por fin mi cerebro se empezaba a activar quizá por el oxígeno que le llegaba o quizá por pura manipulación mental. El chiste es que en el día me sentía de mejor humor a pesar del poco dolor que se siente en los músculos.

Pero regresó mi novia y ya le dio al traste a mi rutina. No quiero verme tan gandalla haciendo ejercicio frente a ella siendo que a ella también le gustaba hacerlo pero que desafortunadamente no puede. Es como si comiera un delicioso pastel de chocolate con helado napolitano y crema frente a un diabético. Es muy ojete hacer eso ya que la otra persona sufre mucho al ver que no lo puede comer.

Hoy se fue al DF a las 5:00am para una consulta, la fui a dejar a la terminal de autobuses. Al llegar a la casa, tenía la opción de acostarme a dormir una hora más, pero opté por poner música instrumental de piano y solo hacer unos estiramientos de yoga.

Sentir el esfuerzo nuevamente en mis músculos me recordó que no debo dejar el hábito del ejercicio ya que me hace sentir muy bien. Espero pronto retomar ese camino, mientras trataré de hacer esos estiramientos sin que mi novia se entere para que no se deprima que ella no puede hacer eso. Esto lo tendré que hacer de madrugada y con el mínimo de ruido para no despertarla.



En este día me siento de mejor humor y más despierto… y todo para que el twitter no funcione!!

lunes, octubre 05, 2009

Mi lugar de trabajo (parte 3 y última)

Al llegar a Querétaro inmediatamente me percaté de algo que odio al grado de proponerme abandonar lo antes posible éste lugar de trabajo. El calor, sobre todo porque es muy seco y no es del tipo de calor que estoy acostumbrado de alguna playa o de Cuernavaca en donde existe humedad. Asta que llegué fue que me dí cuenta del tipo de gente que habían contratado. Me asignaron a una jefa que pueden ver en este post que no sabía nada. Decía barbaridades del estilo "compilar los shells".

Además que siempre que se acercaban mis vacaciones me las negaban, decidí tomarme unas buenas vacaciones en serio y renunciar. Estar sin trabajo unos meses para arreglar mis broncas que con el tiempo no podía. No contaba que al estar dentro de ese año, surgiría un gran problema que me hizo volver al mismo lugar de trabajo, al mismo pueblo. A casi un año de ausencia lo único que cambió fue la burocracia que ha estado creciendo cada vez más.

La gente ya se hizo cada vez mas estúpida, el código de vestimenta es lo mas idiota que he visto, vienen ejemplos de cómo deben vestir, forzosamente con pantalón vestir, zapatos y camisa, no importando el pinche calorón que haga, debes vestir así, quieren creer que están en un gran centro financiero como si fuera el DF en la BMV o en Polanco o mejor aún en New York. Pero pues al salir solo hay mucho calor y un Soriana a lado y ya!!.. no hay otro edificio bancario o de finanzas que exijan una vestimenta similar.

Alguna vez vino el director del banco desde España, maneja una buena parte del dinero de Europa y América. Pero no por ser jefe va a ser tan estúpido, así que al venir a México y a un pueblo desértico con mucho calor, pues tenía que venir vestido apropiadamente para ello. Su vestimenta fueron gorra, playera, pantalón casuial y tenis; y toda la gente de éste edificio venía hasta de traje!!!.. El director llega en helicóptero a visitar un nuevo centro de call center y baja y todo mundo lo vé así vestido, inmediatamente los directores de aquí se quitan las corbatas porque el calor era insoportable. El director del banco no siguió el código de vestimenta precisamente porque acá no debe aplicar tanta estupidez.

Las mujeres no deben venir con blusas sin mangas ni con escotes pronunciados ni con faldas arriba de la rodilla. Y es una desfortuna hasta para ellas mismas porque muchas es lo único con que cuentan para no quitarles el trabajo, ya que al no saber nada no pueden defenderse sin escotes. Por eso se deben volver más burocratizados para que, junto con sus ropas y sus formatos no se den cuenta que son tan idiotas y no saben nada de sistemas.

A estas alturas muchos considerarán que exagero, que no es posible que sea tan bajo el nivel pero les dejo una pequeña muestra de las preguntas que me han llegado a hacer en este trabajo.
  • Me marca un error al tratar de copilar un shell.
  • ¿Es cierto que, si un avión viaja de USA a Japón, no pude viajar de Japón a USA por el movimiento (de rotación) de la tierra?
  • ¿Apoco hay pornografía gratis en Internet?
  • Es que no hay ningún sustituto del Microsoft Word.
  • ¿Qué es eso una red social?
  • ¿Estas hablando por teléfono al DF por Internet? *con cara muy sorprendida porque sabía de la existencia de skype*
  • Yo no sé para qué enseñan matemáticas en una ingeniería en computación.
  • Estoy de acuerdo que ya mejor nos dediquemos, como país, a la maquila. Eso de crear cosas no entiendo ni para qué.
  • Que chido!!.. ya tengo 4 followers en mi twitter *y dos son spam*
  • ¿Verdad que si copias un mp3 varias veces, éste pierde calidad por ser la copia de la copia de la copia…?
Y hay muchas, muchísimas más y todas esas preguntas son de personas que han terminado una carrera universitaria. Así es como está el grado de las personas que trabajan aquí y es por eso que preocupa el destino de éste lugar de trabajo. Todo mundo se escuda en la burocracia y hasta el mismo cliente (el banco) ya ha dicho que si no fuera porque somos los únicos que se les autoriza pedir trabajo, de otra forma ya no nos llamarían.

Es por eso que siento que yo no pertenezco aquí… no debo estar aquí. La gran mayoría solo les interesan dos cosas, el futbol y el reguetón o banda. Si escuchan que llevo rock en mi carro, me voltean a ver extrañados como diciendo "chale, pobre mariguano". Cuando les demuestro que su trabajo no requiere nada de ciencia y lo peudo hacer en la quinta parte de tiempo, inmediatamente se espantan y sacan mas formatos para limitarme mas.

En la úlitma reunión de seguimiento, la empresa tiene todo en números rojos, los horarios de entrada, los retrasos en mantenimientos y proyectos, la seguridad, la atención al clientes, y sobre todo las finanzas. Peor lo único que sí está en semáforo verde es el seguimiento a la metodología. Ni con esos datos se dan cuneta que el problema radica en la metodología, que todo lo demás es mas importante que lo único que tienen satisfactorio. Es por ello que ahora la estrategía de la directora es checar, a nivel de segundos, la hora de entra y salidas de cada empleado para que estemos todos, al menos las 8 horas de trabajo sentados en nuestras máquinas. Como si el hecho de que la gente idiota que esté sentada viendo el monitor (porque está totalmente prohibido el acceso a internet) se vuelva inteligente y resuelva problemas.

I don't belong here...

jueves, octubre 01, 2009

Mi lugar de trabajo (parte 2).

Una vez que ya habían contratado a gente muy barata y muy estúpida, porque al parecer los directores piensan que hacer sistemas es básicamente escribir las peticiones de lo que se requiere como si fuera escribir un correo y el "Windows" lo hace solito; se les ocurrió una idea muy revolucionaria para ellos. Implementar una metodología de desarrollo de sistemas (oohhh.. que novedosos!! *sarcasmo*).

Si bien, La implementación de una metodología es todo un reto en una empresa en donde se carecía de ésta y trae una cantidad enorme de beneficios al mediano plazo. No contaron con que la gente que estaban contratando y la que había quedado no era para nada la mejor. Además que los propios jefes sentían que no existía el control de lo que se hacía sobre todo porque no comprendían nada. Recuerdo la expresión de un jefe de alto rango diciendo "Espero que en 5 años dejemos de tener Unix", esto lo dijo precisamente porque no entendía nada de los sistemas abiertos y esa expresión es tan estúpida porque no puedes dejar a un lado a los sistemas abiertos cuando de eso está hecho el propio Internet.

La gente, que no sabía ni cómo hacer un "ftp" o un sencillo programa en 'C', vió una oportunidad en la forma de trabajar ya que al implementar la metodología se crearon formatos para absolutamente todo. Y al contar con la "mejora continua" que cada metodología permite; ésta da pie a que cada vez se creen nuevos formatos. Ahora aquellos que no sabían hacer sistemas, programar o cosas técnicas porque sus escuelas no les enseñó o de plano no quisieron aprender, tenían el pretexto perfecto para no hacer nada y hacer como si siguieran trabajado en tecnología, simplemente llenando, aprobando y rechazando formatitos (adiós al razonamiento e innovación).

Los jefes también estuvieron muy contentos ya que ahora si tenían control e indicadores para absolutamente todo, menos para medir la calidad del código a desarrollar y mucho menos la explotación de la tecnología. La demás gente tiene el pretexto para rechazar cualquier elemento a pasar a los ambientes de QA y/o producción si hace falta o está mal llenado algún campo de algún formato. No les importa si se retrasa la salida del proyecto o si el problema que tiene el usuario no se resuelve lo más pronto posible por el simple hecho de un campo mal llenado de los aproximadamente 80 formatos que hay que llenar.

Normalmente los que se friegan aquí son los propios desarrolladores de los sistemas. Ya que si el que pasa el elemento al ambiente tiene mucho trabajo, debe encontrar alguna observación en algún formato como para rechazarlo y posponer la liberación del elemento al menos 3 días hábiles. Ellos cumplen con su chamba pero el proyecto ya se retrasó 3 días. Si contamos la cantidad de elementos que se pasan además de que deben estar en dos ambientes (QA y producción) se tiene que existen retrasos por MESES solo por la consideración de la gente que juzga si un formato está bien llenado o no, siendo que ni ellos comprenden la tecnología en sí.
Finalmente, todo esto lo resiente el cliente, el propio banco. Antes sus problemas se podían resolver en el mismo día, ahora tiene que pasar al menos dos semanas por pura burocracia, aunque la solución se haya hecho en solo 15 minutos.





En ese preciso momento terminé con la maestría y ya no había pretexto para no ir a trabajar a Querétaro. Aún así, sabiendo que ya tenía un grado mas de estudios me dí la libertad de pedir más cosas para trabajar, con la esperanza que ya me negaran y buscar tranquilamente en algún otro lado otro trabajo. Pedí aumento de sueldo, nuevo puesto y el pago de la renta de la casa en dónde me quedaría. Para mi sorpresa accedieron a todas mis peticiones, así que no me quedó de otra que irme a vivir a Qro.



(continuara…)



martes, septiembre 29, 2009

Mi lugar de trabajo (parte 1).

En la película de "The Kid", que no la he visto completa, pero a grandes rasgos trata de que el protagonista tiene una plática con él mismo pero de la infancia el cual le reclama desde el carecer de tener un perro hasta el trabajo que desempeña cuando de niño deseaba ser piloto. Me pongo a pensar si ésta situación me pasara a mi. Si mi "yo infantil" viniera a cuestionarme de mi trabajo y mi forma de vida, creo que se impresionaría y se sentiría muy orgulloso; llego a ésta conclusión porqué recuerdo que éramos muy pobres cuando era niño y el simple hecho de tener una tele de colores que funcione a control remoto sería un gran lujo para mi.

En cambio, si me viniera a visitar mi "yo adolescente", específicamente, cuando estaba estudiando el nivel medio superior, sin duda ahí si me sentiría muy decepcionado y me pondría una regañada muy severamente acerca del potencial que tenía y lo que he hecho en con mi vida.

La frase más trillada pero que no por eso deja de ser válida es que "la vida da varias vueltas". Para aquellos que dicen que pueden hacer lo que quieran, que solo es cuestión de decidirse les tengo envidia, ya que últimamente no me han dado mucha libertad de elección. Si realmente eligiera trabajar en otro lado en éste momento es porque estaría atentando con muchas bases morales a las que creo y he sido educado.

Hace ya 8 años tenía un trabajo el cual hacia y mantenía los sistemas de compra de tiempo aire por cajeros automáticos. La paga era regular aunque sí me permitía viajar un poco pero rápidamente me sentí atascado, casi sin poder crecer al ritmo que quería. Así que me ofrecieron un trabajo para un banco español. Específicamente porque venía un proyecto de fusión de dos bancos. Para sistemas, en este país, trabajar en un banco era de las mejores cosillas ya que se manejaban sistemas muy grandes con gran cantidad de información y riesgos monetarios.

Me creé fama por casi dos años, me asignaron a un departamento en donde tenía que tratar con el 90% de los canales que trabaja el banco, si algo de lo mío fallaba, entonces ese 90% del banco no tenía operación (cajeros, Internet, sucursales, teléfono), era necesaria una respuesta correcta en el menor tiempo posible, casi como una sala de urgencias en un hospital. Aprendí mucho y fue muy emocionante estar ahí. Me hice como el "gurú" de los sistemas. Sobre todo, cuando había un problema y nadie encontraba la solución, me lo encargaban a mi porque ya tenían la confianza de que yo encontraba la raíz del problema y tenía la solución en tan poco tiempo que la mayoría se sorprendía.

Si existía un problema, se investigaba al momento que el banco nos lo reportaba y se trabajaba con la solución. Teníamos el apoyo de las áreas de soporte y la mayoría de las modificaciones del sistema pasaban el mismo día. No tardaba más de 1 semana para algo que afectara directamente a los usuarios. Eso era porque estábamos en el DF y todos estábamos acostumbrados a tener las cosas lo antes posible y apoyar para que todo salga lo mejor librado posible.

Pero llegó un día, en que nos dijeron que nos cambiarían a Querétaro. Que dejaríamos de depender directamente del banco y se crearía otra empresa exclusivamente como la división de sistemas, con diferente nombre pero cuyo cliente solo es el propio banco. Comenzaron a hacer recortes para aquella gente que costaba mucho y así reducían gastos; la intención era que a Qro se fueran el personal indispensable.

No se esperaron que la gente realmente indispensable y la que tiene mucha capacidad no decidió cambiar de lugar de residencia, sobre todo cuando tenían la capacidad de encontrar un trabajo igual o mejor pagado en cualquiera de las tantas empresas que hay en el DF. Los que decidieron venir para acá fueron los que ya no aguantaban la presión generada por la ciudad y por lo tanto, no aguantan las presiones cuando hay en riego millones de dólares que anden perdidos en algún lugar del laberinto de los sistemas bancarios.

Para ese entonces todavía me encontraba estudiando la Maestría así que me era imposible vivir fuera del DF. Les comenté que me esperaran, mientras podría trabajar desde las oficinas centrales del banco; no quisieron. Pero el gusto de estar libre de trabajo me duro solo UNA semana, me hablaron porque de plano no sabían ni que pedo con los sistemas y accedieron inmediatamente a que yo estuviera trabajando en el DF mientras terminara la maestría.

El tiempo que trabajaba remotamente no me enteraba con todos los que se estaba convirtiendo el lugar de trabajo en Querétaro, a grandes rasgos, comenzaron a contratar gente regional con la tercera parte del sueldo de lo que contrataban en el DF. Lógicamente con sueldos tan bajos no contrataban a las mejores personas, se pueden contar con las manos la gente que realmente se aplicó a aprender el ritmo de trabajo y sobresale a los cientos que fueron contratados.

Además, muchas personas se endrogaron con comprar casa porque creyeron que tenían trabajo seguro. Pero cuando algún nuevo empleado podía hacer el mínimo del trabajo del que tenía toda la experiencia, no dudaron en correrlos, La gente se quedó sin trabajo y con la deuda de una casa que tenía que pagar por 20 años en una ciudad en donde ya no iban a vivir. Algún jefe español de plano les gritó que esa cosas no se hacen y pidió su transferencia de regreso a España para no ver todo lo que estaba pasando.



(continuara…)

jueves, septiembre 24, 2009

El incidente de mi rodilla.

Me hice un propósito y lo tenía que cumplir bien, mi propósito fue poder correr el 10k de nike que hace cada año. Pero para eso tenía que prepararme y entrenar desde principios del año.

En Febrero ya no hacía tanto frío, había menos riesgos de enfermarme de la garganta, así que cada mañana llevaba un plan de entrenamiento. No me gustaría ir a ese evento nada mas a "semi-correr" y caminar como lo hace la mayoría de la gente. Por lo menos quiero terminar esos 10k corriendo de principio a fin. Aún no me importa el lugar o el tiempo que me haga, el chiste es terminar sabiendo la satisfacción de que pude correr esa distancia.

Desde finales de febrero comencé, corría el circuito que estaba frente a la casa donde rento, no es lo óptimo para correr porque es piso duro, tiene una especie de grava suelta que la verdad no está suelta. Hay zonas que la grava esta muy adherida al piso con piedras muy filosas que parecen lajas. Me colocaba mis pants y tenis con mi ipod y a comenzar el régimen de ejercicio del programa.

El principio solo era correr un minuto y caminar dos minutos alternadamente por un lapso de 20 minutos. Cuando uno ve eso se ríe pero ya al hacerlo se siente el cansancio. El tiempo de correr fue aumentando gradualmente cada semana.

La última semana de la primera parte del programa de ejercicio era correr 20 minutos seguidos. Tenía que terminar bien, así que programé el Ipod y como canción final puse la única que en ese momento se me apareció. La de "Salvation" de "The Cranberries". Sabía que al comenzar esa canción tenía que dar mi último esfuerzo y acelerar el paso aún más para terminar con la adrenalina a tope.

Efectivamente, terminé con la adrenalina hasta arriba, en el climax de la canción tropecé y caí justo en la zona dónde están la piedras más filosas. El Ipod lo tenia agarrado en la mano izquierda y mientras iba cayendo pude reaccionar en tratar de meter las manos y salvar el Ipod. El impacto lo llevó la base de mis manos desgarrando la piel y haciéndola sangrar aparatosamente.

Sentía también el golpe fuerte en la rodilla izquierda, pero para evitar que alguien me viera en el piso me levanté lo más rápido que pude. Sentí un dolor seco en mi rodilla e inmediatamente supe que la herida grave estaba ahí al no poder estirar completamente la pierna. Cojeando llegué nuevamente a la casa y quité el pants para ver la magnitud de la herida. El pants lo habían roto las mismas piedras.

Lavé mi mano en el lavadero y corté, con unas tijeras comunes y corrientes,
un cacho de la epidermis que tenía colgando y la lavé con jabón neutro.

Un hilo de sangre me llegaba hasta la espinilla y la piel, cortada y rodeada de arena negra propia de la zona donde había caído, ensuciaba la herida. Aún con el dolor pero con la esperanza de que pronto se me pasara me mentí inmediatamente a bañar y lavar la rodilla. Al echar agua y tener una visión mas clara supe la gravedad del asunto. Se podía ver la carne cortada y al fondo lo blanco del hueso.

Me vestí desayune y fui al trabajo. Estaba una doctora guapa en la enfermería y me atendió rápidamente. Necesité 5 puntadas y me las puso sin anestesia. En la mano me hizo la curación, ahí no necesito puntadas pero sí era necesaria una completa inmovilidad. Creo que le atraje porque se impresionaba que no me retorcía del dolor o siquiera hacía gestos exagerados a pesar de la magnitud de las heridas. Al curarme la mano "accidentalmente" la llevo entre sus senos, aún no sé si lo hizo apropósito o era para que pensara en otra cosa y no en el dolor.

Estuve Marzo, Abril y Mayo sin poder mover la pierna, con un bastón y sin continuar con el ejercicio. Pudo haber sido menos pero la doctora renuncio y dejaron a un señor que más que doctor más bien es un curandero y me quitó mal los puntos, lo cual se complicó y tardó mucho más en sanar. Ya no pude continuar el entrenamiento en forma hasta Agosto, pero ya con ese tiempo no puedo llegar como quería llegar al Human Race del DF. Ya será para el otro año.. mientras no debo dejar de seguir corriendo, pero ahora en un pista de tartán aunque me tarde más tiempo en llegar desde mi casa.

Por cierto, la rodilla aún me duele cuando me hinco, y me da comezón cuando como cosas muy picantes. Pero el Ipod no sufrió daño alguno.

martes, septiembre 22, 2009

La gente en la balacera de Balderas.

Yo extraño mucho vivir en la ciudad de México. Actualmente estoy radicando en Querétaro pero tengo la esperanza de regresar nuevamente para allá. Aunque mucha gente sé que quiere salir de esa ciudad por lo conflictiva que es, para mi son más las ventajas que las desventajas.

Una de las grandes desventajas y que echa al traste con todo para vivir en esa ciudad es precisamente la inseguridad que existe. Aun recuerdo en una de las declaraciones locas el peje cuando dijo que el centro histórico se había convertido en el lugar más seguro del planeta y al día siguiente ví que habían matado a una persona dentro de su carro frente a la iglesia de la Profesa, a dos cuadras del zocalo!!. Ver la desesperación de sus hijos llorando al ver al padre muerto hacen que odie a esa gente que dijo que ahí era muy seguro caminar. Curiosamente ese acontecimiento no salió en ningún lado y es que para ese entonces creían que el peje sería presidente y era mejor no contradecirlo ante esos hechos "aislados".

Yo perdí la cuenta de las veces que me asaltaron en el DF (la cuenta mental que llevaba llegó a más de 15), a pesar que mi casa está en cd. Neza que tiene fama de ser la más peligrosa; todos los asaltos fueron dentro del DF. Fui curtiéndome y adoptando medidas preventivas para los asaltos, como traer doble cartera y dar la cartera vacía o con dinero falso a los asaltantes que me la quitaban (y hasta ponía una tarjeta insultándolos y burlándome de su pendejez). Se me desarrolló más la habilidad de sentir la mirada de alguien y podía identificarlos antes de que me asaltaran, los criminales al darse cuenta que su victima (yo) ya sabía que tramaba algo generalmente desisten y se van. Los últimos años que estuve por allá ya no me asaltaban, creo que con las habilidades que fui desarrollando ya no era un objeto de abuso por parte de esos idiotas.

Creo que todos han visto ya el video de la balacera en el metro balderas, si no lo han visto dejo el video, pero con la advertencia que es muy explícito y se recomienda discreción.



Me duele mucho que eso haya pasado en una estación en la que formaba parte de mi cotidianidad. Pero me duele mucho más la reacción de la gente.

De entre todos mis asaltos, de los primeros fue el que me hicieron en plena asta bandera del zócalo a medio día, me aventaron y me apuntaron con una pistola exigiéndome mi cartera. Lo que ví ahí se resume mas allá del coraje y la impotencia que se siente en el momento. Me dio más coraje y sobre todo tristeza que la gente que pasaba por ahí veía lo que me estaban haciendo y nadie, absolutamente NADIE se acomidió a ayudar o de perdida a llamar a algún policía. Simplemente pasaban, arqueaban las cejas y seguían su camino.

De la misma forma le pasó a mi novia en el metro pantitlán. La asaltaron al pié de las escaleras, tres hijos de la chingada con navajas, la tiraron al suelo y la patearon y golpearon y toda la gente pasaba y nadie hacía nada. Por lo menos a mi era con una pistola y la piensas dos veces antes de meterte, pero con navajitas.. pus entre tanta pinche gente si le das en la madre a esos pinches rateritos y no dejas que llegue la policía, por lo menos me dan ganas de dejarlos paralíticos para que no vuelvan a hacer chingaderas.

Esa es la misma actitud que veo en el video, solo un valiente hombre se enfrentó a ese loco y toda la demás gente, que al menos hay 70 por vagón (unas 630 personas en total dentro del andén aproximadamente) se espantaron y a pesar que veían que estaban golpeando a ese pobre hombre, nadie se animó a ayudar. Todos ven por sí mismos a pesar que ven como matan a la demás gente que son como ellos.

Esa es una de las causas del porqué ha crecido tanta la inseguridad en la ciudad. Porque si un loco que se cree mesías puede hacer temblar de miedo a mas de medio millar de personas sin que nada haga nada, pues con mayor razón los criminales se ríen de las autoridades y de toda la gente porque un analfabeta es capaz de tener patas arriba a toda una ciudad.

Solo se podrá vivir en paz y en verdadero desarrollo cuando la gente, además de ver por sí mismos y su bienestar, también voltee a ver a sus prójimos y cooperen (a veces con sacrificios) para hacer mejor la comunidad en la que viven.

lunes, septiembre 21, 2009

Mi destino no es la felicidad.

Bueno.. no terminé como se debe lo de mi viaje a Europa, faltaron muchas anécdotas y muchos detalles que sin duda las escribiré después, pero sobre todo faltan aún poner las cosas que me compré estando por allá. No les he tomado fotos pero en cuanto las tenga las posteo.

Esa serie de post las tenía planeado ponerlas una cada día y por tanto me consumiría poco mas de un mes.. pero por tanto trabajo que tuve por esas épocas me impidieron que me diera tiempo para redactar algo. En todo ese tiempo me han pasado un buen de cosas; desafortunadamente muchas cosas malas. Es más.. casi me atrevo a decir que desde mi regreso de aquel viaje he tenido, por mucho, más noticias malas que buenas.

No las he escrito aquí pero sin duda merecen un espacio, quizá por tener la esperanza de que esos problemas pronto serán resueltos o quizá para tratar de evadir un poco de mis problemas.

Este tiempo he pensado seriamente que ese viaje y casi el año de vacaciones que me tomé fue un descanso muy merecido pero creo que fue la calma que antecedió a la tormenta. Posiblemente para dar un respiro antes de la zambullida en la que estoy.

Yo creo en Dios. Pero no soy muy religioso. Y en éstos tiempos a veces siento que por lo que estamos pasando (mi novia y mi familia) es el precio que estoy pagando por haber creído que podía vivir bien todo un año sin trabajar y además gozando de un viaje largo. Que es el precio que estoy pagando por sentirme tan feliz en ese lapso de tiempo. A veces pienso que yo no tengo permitido ser feliz por tanto tiempo.

Ahí es cuando entra mi formación científica y niego todos esos pensamientos. Que yo soy el arquitecto de mi futuro y mi destino, que yo decido y en el fondo sé que tengo el poder de zafarme de todo esto. Pero mis principios molares me lo impiden. Ese sentimiento de ayudar a los cercanos gana al deseo de salir corriendo y hacer todo por lo que estoy preparado y lo que quiero hacer.

Pero como dicen, la esperanza muere al último, yo aún tengo la esperanza de que esto se normalice y vuelva a crear todas esas oportunidades que den pie a mi progreso mis ganas de hacer las cosas.

Todo lo anterior lo postearé, para que quede asentado en este diario. Forma parte de mi vida y tiene que quedar aquí.

jueves, septiembre 17, 2009

De nuevo en mi país.

Ahora si, me desperté con la confianza de que era el día que tenía que regresar México. No quería irme de París, me resistía hacerme a la idea de estar lejos y con la incertidumbre de no volver a regresar jamás. Desayunar, me bañé y arreglé todas mis cosas, la espada y todo para poder llevarlo a salvo en el equipaje del avión. Para pedir mi boleto del tren me formé en una fila que tardó mucho en avanzar, hasta que llegue y me lo dieron (el pase de tren cubría también ese boleto al aeropuerto). Lo malo es que me hice bolas. La zona del aeropuerto es tan grande que tiene su propio mini-metro de cuatro estaciones, me bajé en una que no era pero parecía. De aquí a que salí de la estación y pregunte a una señorita para pedir informes me dijo que ahí eran las oficinas administrativas de Air France y que tenía que bajarme hasta la última estación.

Para esto ya se me hacía tarde, quedaba muy poco tiempo para que dejaran de registrar a los pasajeros. Tomé el metro y llegando a la estación, no quise dirigirme a informes para no tardarme más, ví a un piloto que iba llegando o estaba por irse (Con sus clásica maletita de viaje) y le pregunté por el lugar para registrarme en mi vuelo, me indicó el lugar y alcancé a registrarme un minuto antes de que cerraran.

El regreso se me hizo más extraño ya que todo el camino, las 12 horas, las pasé con luz de día. Es decir, tuve un día de aproximadamente 20 horas de luz solar. Sentí melancolía por dejar esa ciudad y regresar a la realidad de México. Me puse ebrio de tonto vino que tomé dentro del avión y luego ya me hizo cruda ahí mismo. Llegué al DF sobrio ya como si nada, con el caos de la ciudad y con la música grupera que se escucha en cada carro, extrañando aún más a aquellos lugares en donde no se escucha nada de esos ritmos que me cagan.

Gracias a ese viaje, me hizo reflexionar muchas cosas en cuanto a mi persona y en general a todo el país. La cosa que mas extrañé de mi país es la comida tan barata que se puede conseguir. Cosa que allá es muy cara, posiblemente hasta por eso la gente es delgada porque allá si cuesta comer : Muy por el contrario acá la gente más pobre es la que está mas obesa.

También ví muy difícil el que se pueda cambiar el país por simples decisiones de políticos o por determinado gobierno que tenga México. Más que nada el posible cambio se realizaría cuando cambie la gente en su forma de pensar. Cuando deje de tirar basura, cuando se deje de querer chingar al prójimo, cuando se dé valor a la educación de calidad y se comience a cambiar la mentalidad de no idolatrar de más a la religión y al futbol que tanto daño hace a las familias.

Quizá comenzamos a ser un país con un verdadero rumbo al desarrollo cuando la gente se interese más por CREAR ciencia, tecnología y arte dando pié a la creación de empresas. Cuando sepamos valorar las ideas e inventos y no solo tener empleo de servicios y burocracia. Cuando respetemos a la comunidad con el simple hecho de respetar los vecinos, de no meteros en alguna fila, de tratar de buscar soluciones, de ver lo mejor para la comunidad y no solo para uno mismo. Cuando seamos concientes de todos nuestros errores y tengamos la voluntad de cambiarlos, evolucionar para ser mejores.

Quizá hasta ese entonces tengamos ciudades limpias, calles bien cuidadas, ríos limpios y sin entubar, Menos tráfico y mas ejercicio, Mayor conciencia del aprendizaje y hasta cuando eso pase, las personas con puestos públicos tendrán que ser forzosamente gente preparada para tratar de hacer leyes o apoyos que no solo se beneficie a ellos y a su partidos ambicionando el poder. Dejaremos de tener candidatos y votos por "Juanitos" que demuestran que el nulo estudio se puede a llegar a tener un cargo público alto y con mucho dinero y poder, y que la gente entienda que ellos no nos sacarán de pobres ni que habrá un "cambio" gracias a una sola persona que quiera votos y gane tanto dinero que pierda la perspectiva de pobreza en el país.

Pero lo que estoy seguro es que cunado eso pase, si es que pasa. Ya estaremos muertos y no nos tocará verlo.

jueves, septiembre 10, 2009

Pérdida de la noción del tiempo.

Después del flash informativo (mamón) anterior, continuo con la parte final del la serie del viaje a Europa.

Me levante algo tarde, mi plan nada más era bañarme, desayunar y arreglar mi maleta porque en la tarde saldría mi avión de regreso a México. Hice las dos primeras cosas y por pura y mera casualidad alquilé la computadora del hostal solo para enterarme de las noticias.

Al principio me dio risa de percatarme que la fecha en el sitio web del periódico no la habían cambiado. Pero después también ví ya la fecha de la computadora y con mucha extrañeza me surgió la duda del día en que estaba viviendo.

Para mi era un día después de lo que se veía en la computadora. Tuve que salir del Hostal y buscar un puesto de periódicos para poder ver bien la fecha que aparecían los diarios. Sé que suena idiota pero aunque suene algo fácil de hacer cuando preguntas a un amigo o a alguien ¿Qué días es hoy?, hacerlo con desconocidos y en otro idioma da más pena.

La fecha de los periódicos no mentían.. y yo aún incrédulo trataba de razonar qué fue lo que pasó. Todo los días y todo el plan y todo el tiempo estuve desfasado por un día!!.. En realidad mi vuelo salía hasta el siguiente, así que tenía un día mas en Paris!!!

A la fecha aún no sé en qué momento perdí la noción del tiempo, no solo en horas si no en todo un día completo. Jamás me había pasado, lo único que pude darme cuenta es que de plano ya estaba tan relajado, tan desconectado de todas las broncas que ya había dejado en México, que me valía el día en que vivía. Solo hacía las cosas que quería en el momento que lo quería y ya sin llevar un plan totalmente definido.

Una vez que fui asimilando que había "ganado" un día, tuve que regresar al hostal para pagar una noche más. Me asignaron otro cuarto. Como ya era casi las 11:00am no me daba tiempo de viajar a algún lugar lejos y comencé a pensar en hacer aquellos detalles que pensé que no los haría. Pasear con toda tranquilidad, sin prisas y sin apuraciones para viajar o entrar a algún lado.

Pero antes, tenía que comprar las cosas que me hacían falta, más souvenirs y cosas por encargo. Así que salí a buscarlas.

Busqué botellas de Champagne, que estaban muy baratas a comparación del precio que luego llegan a vender por acá. De las mejorcitas botellas de champagne me salieron a 23 euros cada una, compré dos; además de encontrar una botella de absenta y lógicamente que la compré, esa bebida es muy escasa en México y las pocas veces que la he visto la vendían arriba de 800 pesos la botella. En París me salió a 32 euros.

Me hubiera gustado comprar más vino pero existía el riesgo de que no me dejaran pasarlas por el avión, Según las normas, el simple hecho de llevar el absenta, por la cantidad de alcohol que tiene la bebida, no me dejarían pasarla y ni mucho menos con otras botellas con contenido alcohólico. Me arriesgaría tan solo para aprobar esa bebida que sirviera de inspiración a varios artistas y escritores, entre ellos Van Gogh y Picasso.

Regresé las botellas a mi mochila para no andarlas cargando y me dirigí a la Torre Eiffel en metro. Para despedirme y prometerle volver algún otro día. Caminé desde la torre hasta la iglesia de Notre Dame, con paciencia, a lado del Sena subiendo y regresando al afluente del rio, viendo cada casa, cada diseño de puentes, parando a veces para descansar, otras para ver a la gente patinar y divertirse como si no existiera grandes problemas en esa ciudad.

Al anochecer hice lo que ya tenía costumbre, comprar una botella de vino, pan y tomármela sentado a lado del Sena, viendo los barcos turísticos pasar. Me quedé pasada la media noche, casi cuando la mayoría de la gente se estaba yendo. Todo ese tiempo recordé lo bueno que había sido el viaje, mentalmente me despedí de la ciudad y de ese continente, lucharía por regresar a visitarlo y de ser posible, después de muchos años más, poder vivir ahí.

Tomé mi cámara y con lo poco mareado que estaba por el vino, tome ésta última foto, con la luna llena de fondo, junto al puente y al sena que quedaba muy cerca del hostal donde estaba.



Adios París.

lunes, septiembre 07, 2009

Flash informativo.

Interrumpimos la serie de post del viaje a Europa para traerles éste comunicado urgente.


Producciones mexicanas presentan…


De los creadores de


“Edgar se Cae”





Trae ante ustedes otra superproducción mexicana.




“David se Cae”







Gracias por su atención.




Jajajaja!!

viernes, septiembre 04, 2009

Como niño pequeño en Disney.

El último día completo que tenía en París. Quería hacer una visita rápida a Londres, o a los castillos de Francia pero ya no pude. Mejor dicho, me decidí por otra opción.

Tenía (tengo) la esperanza de volver a visitar el viejo continente y visitaré los lugares que me hicieron falta, como lo fue Inglaterra, Castillos de Francia, Alemania, Rep. Checa y Viena. Pero espero que eso suceda en un futuro no muy lejano. Una vez pasando mis broncas lucharé para conseguir, ahora sí, todo por lo que creo y he soñado.

Mi último día en aquellas tierra lo gastaría en un lugar por demás "burdo" para un turista en aquellos lugares, pero es algo que yo quería porque aunque existe también en EUA, no me dan muchas ganas de visitar ese país. Así que tenía que hacer realidad el sueño que nos da a todos de niños.

Ir a Disneyland!!... pero en este caso, a EuroDisney.

Tomé el metro y mi error fue que pensé que el pase de tren cubría esa distancia de Paris a EuroDisney. Si lo cubría a Versalles que es también un lugar turístico y mas o menos a la misma distancia, pues tenía que cubrir también a ese lugar.

Pues no!!.. me equivoqué, llegando a la estación, toda la gente se bajó ahí y por supuesto había como 4 policías revisando los boletos; yo muy chingón les enseño mi pase y me dices "No pues no es válido, o paga multa o se regresa hasta la estación donde tomó el tren y compra un boleto y de regreso nuevamente.

Ya como no pensaba gastar más tiempo pues decidí pagar la multa que fueron creo como 20 euros. El boleto era mucho más barato pero ni modo.

La entrada se veía así.



Decidí comprar el boleto para los dos "pabellones" que hay disponibles, que es el de "Estudios Disney" y el "EuroDisney". La primera opción fueron los Estudios. Y por fin conocía las atracciones de parques de diversiones que ofrecen en el primer mundo.

La primera atracción que entré fue la de "Armagedón" que la verdad está muy relax, nada mas nos meten a un cuarto simulando que es la estación espacias MIR donde, en la película, estaba el Ruso viviendo. Y que llega una lluvia de meteoritos. El sonido y los efectos son muy buenos, hasta se ve que abollan las paredes por los supuestos impactos. Al final se hace una bola de Fuego al centro del cuarto. Todo esto se desarrolla estando todos parados sin movernos.

Estaba confirmando lo que me habían dicho de que Disney era más enfocado a gente relax que no gusta de emociones fuertes. Así que todo confiado me fui a la atracción que estaba más cerca, la de "Rock & Roller Coaster".

No sabía nada de esa atracción, además que no había mucha gente. Pensé que por aburrido pues ni quien se parara por ahí. Nos metieron a un cuarto de espera así como museo del Rock, muchas cosas de Aerosmith (guitarras, discos, etc) y de otros rockeros, Luego nos metieron a otro cuarto de espera donde, estando todos parados, nos pasan un pequeño video de que según mi novia la Liv Tyler está haciendo una pequeña montaña rusa a escala. Y explica que eso es al sentimiento del rock y bla-bla… Finalmente ya nos pasan al carro de la montaña rusa, que tiene el frente de un Cadillac de los 70's. En ese momento pensé que solo era un paseo muy leve.

Me subo, me amarro y hasta me reí de la excesiva seguridad y en eso que me percato de las bocinas que tenia sobre cada hombro y en mis pies, lógicamente en cada asiento. Comienza a escucharse rock de Aerosmith y en pocos segundos… madres!!!!!...... Sin decir "agua va!" toma una super velocidad producto del latigazo que resulta de una liga muy estirada, la fuerza que se siente ha de ser de mas de 2 veces la gravedad y sentí que los huevos se me pasaban a los riñones. Toda la montaña Rusa está dentro de un cuarto oscuro y para nada es algo ligero pero si muy chido porque a pesar de que no vez ni las vías, todo está lleno de luz estroboscópica que aunado con el rock que escuchas y los movimientos extremos que tiene hace que lo goces plenamente.

Como no me lo esperaba, hasta me dolió un poco la cabeza. Ya trataría a las demás atracciones con respeto. Creo que esa ha sido la mejor montaña rusa a la que me he subido en mi vida.

Posteriormente visité una película interactiva de Disney, un tren que recorre espacios que son hechos por efectos especiales, que el inche trenecito estaba fallando y fue el tiempo de mayor espera para subir en ese día.



Me dirigí a EuroDisney y por fin pude estar en la calle que sale en todas las películas de Disney donde al fondo sale el castillo. Cada "casa" de dicha calle principal es una tienda de souvenirs, cada una enfocada a cada tema, puede ser cosas finas como vajillas de porcelana, tapetes, joyería o una casa donde se vende puro artículo para bebé o de vestir o de monos de peluche, etc.

Había demasiada gente que no pude visitar mucho. Lo que más me gustó fue el "Space Mountain" que también es montaña rusa. La sentí menos agresiva que la anterior pero se me hizo más interesante porque simulan un viaje en cohete hacia el espacio. También se desarrolla dentro de un cuarto cerrado y oscuro pero en este aso todo está lleno de estrellas y mientras sientes el vértigo y la emoción pasan los planetas del sistema solar muy cerca. Los efectos son muy buenos.



No pude entrar a la montaña rusa de Indiana Jones, porque para esos juegos tan solicitados tienes que sacar un boleto desde mucho antes, algo así como una reservación, el cual te dice el horario al que puedes irte a formar para subir, con eso evitan las aglomeraciones en los juegos además de no perder tanto tiempo formado. A mi ya no me tocó horario, ya todo estaba lleno.

Anocheciendo y mientras ya nos sacaban del parque yo caminaba lo mas lento posible para disfrutar mis últimos momentos que tenía ahí.



En la noche, a lado del sena, unos franceses estaban celebrando un cumpleaños, creo que les dí lástima al verme sentado solo y me invitaron a unirme. Me toco cantar las "mañanitas" en francés y convivir con ellos que tan buena gente y tan fraternales fueron con un mexicano. A media noche ya cada quien recogió sus cosas y nos despedimos.

Al otro día mi avión salía alrededor de a las 4:00pm, tenía que estar a las 2:00pm en el aeropuerto.

miércoles, septiembre 02, 2009

De regreso al Louvre.

Quería tener un día ya sin tanto correr de un lugar a otro. Además que había temas pendientes que quedaron desde la primera vez que llegué a Paris y con mis amigos que no les gusta caminar tanto ni tener la curiosidad de ver todo lo que era posible ver.

Regresé nuevamente a ver el museo de Louvre ya que, para verlo completamente y casi sin detenerse mucho en cada cosa, se necesita al menos dos días enteros. Yo tuve la curiosidad de ver casi todo en ese museo. Regresé para admirar por más tiempo las obras clásicas ya citadas y vistas, además poder ver los demás tesoros, pinturas y esculturas y ahora si con todo el tiempo para mi solo, comprar las postales de aquellas pinturas que me gustaron más.



Debido a la cantidad de caminatas que ya llevaba en los últimos días y el no comer bien por no querer gastar tanto en comida, ya me estaba pasando la cuenta. Me dí cuenta que de algo estaba mal porque me comenzaba a sentir un poco mareado y muy cansado. Cada sala que pasaba tenía que sentarme porque con unos cuantos pasos que daba me sentía sumamente cansado.

De plano decidí comer bien bien, como se debe no importando cuándo me costaría. La opción mas cerca sin duda era el propio restaurante del museo. Así que me metí y el servicio es una especia de barra en donde vas agarrando cada cosa que quieres comer, cada cosa tiene un costo así que puedes tomar solo algo muy sencillo hasta armar una comida completa.

En mi caso tomé melón picado con fresas, un pequeño queso camembert, una botellita de vino, pasta en crema de champiñones, y como guisado principal fue pato con lentejas. Era muy abundante ya que las porciones son generosas. En total por todo eso me costó 32 euros.

No importaba el costo, sabía que tenía que comer bien. Efectivamente, conforme comía sentía que por fin mi estómago me lo agradecía, así como mi propio paladar al darle la comida que estaba muy rica. Sentí nuevamente la energía que estaba volviendo a mi cuerpo así como si me hubieran conectado a pilas nuevas.

Ya con energías, salí del museo para caminar por el pequeño centro comercial que está junto al museo y en donde debajo está supuestamente el santo grial según Dan Brown en su libro "El código Da Vinci". Caminé por la "plaza de la concordia" y consultando la guía, me dirigí a un lugar donde se venden helados muy buenos y "baratos". El helado hasta lo sirven de tal forma que parezca una flor.


Ya en la tarde-noche me fui aun Internet para saber de mi familia y de algunas noticias; conectarme poco a poco al mundo porque mi regreso sería dentro de 3 días a partir de ese momento.

Al anochecer, se me había hecho ya un pequeño habito: comprar un pan, papas o lo que sea con una botellita de vino e irme a sentar a la orilla del sena como mucha gente lo hace, algo así como su "noche" de campo ya que llevan todo para comer, tomar junto con manteles y todo para convivir con los amigos que salen de trabajar.

miércoles, agosto 26, 2009

El Sacré Cœur y pornografía en Orsay

Ya casi a mis últimos días en el viejo continente, en los días que restaban quería ver lo que pudiera de París. Hay tanto que ver en esa ciudad que yo creo que una semana completa no alcanzaría para disfrutar plenamente.

Planeé ese día para ver dos de las cosas que tenía pendientes, el Sacré Cœur y el Museo d'Orsay. Decidí ir por la mañana a la basílica y en la tarde al museo.

La basílica, que traducida al español es la del "Sagrado corazón", tiene una arquitectura que me gustó mucho y que la verdad no sabía de su existencia antes de mis clases de francés, y eso porque en la portada del primer libro venía parte de la fachada de la basílica.



Estando un rato se admira el arte que tiene en el techo, vale mucho la pena. Traté de no demorarme mucho ahí ya que el museo me llamaba más la atención pero además, me tardé más tiempo en escoger regalitos a mis amigos(as). Como TIP les comento que si quieren souvenirs como playeras, llaveritos, gorras, boinas, tazas, etc que estamos acostumbrados a adquirir y a precios mucho más baratos que los que venden en la cercanía de la Torre Eiffel, el Louvre o la iglesia de Notre Dame. Precisamente está toda una cuadra llena de tienditas que venden todo esto en la calle que está entre la estación del metro y la basílica del Sacré Cœur.

Después ya me dirigí al museo d'Orsay. Es éste museo está el arte no tan antiguo como en el Louvre, pero sí hay muchas piezas muy bellas y arte impresionista como algunos cuadros de Van Gogh y Monet.

La arquitectura del museo es muy bella ya que antes de ser museo era una estación de ferrocarriles.



Y por supuesto, al ser arte más reciente, las obras están ya muy interesantes… les dejo estos cuadros muy bien pintados y sobre todo del arte que se puede apreciar en ellos. Así que si los cachan viendo pornografía en la computadora bien pueden decir que es el arte del museo d'Orsay en París.





Lógicamente el tiempo no me alcanzó y nos sacaron del museo. Como no había comido, me fui a comprar un panini y una refresco que ya había localizado un lugar en donde estaba más barato que en todos los que había visto. Muy cerca de la universidad de la Sorbona y al comenzar la calle que le dicen coloquialmente "la calle de los bichos", que porque la comida allí puede darte bichos en el estómago.

Si yo he comido los tacos del metro Hidalgo o de algún otro paradero y no me ha pasado mucho, pues creo que mi estómago ya está muy curtido para poder comer ese tipo de comida que en definitiva se ve más higiénica. El precio del panini (baguette con queso y jamón) y del refresco era de 2.5 euros (una ganga).

En la noche decidí caminar nuevamente por los campos Elíseos. Recorriéndolo por última vez deseando regresar en un futuro.

viernes, agosto 21, 2009

Versalles

Me levanté muy temprano, tenía un cuarto para mi solito, así que sin pudor ni nada me dirijo desnudo a bañar. Bajo a desayunar, no muy bueno el desayuno como los hostales anteriores pero cumplió su cometido (pan, mermelada, chocolate y el clásico cuernito con jamón). Me dirigí al metro y luego a la estación de trenes.

Tomé el tren para que me llevara a donde se encuentra el palacio de Versalles. Creí que era como los trenes que van de "pueblo en pueblo" en donde ya ni era necesario comprar boleto porque el pase que tenía ya lo cubría. En este caso debí acercarme a la taquilla, mostrar el pase y me dan gratis el boleto, éste boleto sirve más bien para salir de la estación una vez llegado al destino. Debido a que no lo hice, una vez llegando a la estación me dí cuneta que las salidas eran reguladas como en el metro de acá del DF. Si no inserto el boleto no me deja salir.

Me salió lo chilango y aproveché el momento en que nadie me viera para "saltarme" ese torniquete. No había vigilante ni nadie que me dejara salir al mostrar mi "eurail pass".

Al llegar ya se veía que el palacio es enorme!. Las filas para entrar no eran tan grandes, sobre todo para los extranjeros. Al comprar el boleto de entrada dan el mapa y la misma gente da consejos y en tu propio idioma!!.. Esos señores son políglotas para dar un buen servicio al turista.

Vaya lujos que uno ve dentro de ese palacio, caminar y caminar y caminar y todo el palacio está lleno de maravillas. La capilla y los rituales que hacían los reyes (explicados por los guías) son impresionantes. El palacio tiene una sala de ópera y además hay otra salita (de opera) exclusivamente el los aposentos de la María Antonieta que están fuera del palacio.

Como 3 horas duré caminando dentro del palacio creyendo que era lo mejor de esa visita, pero faltaba recorrer los jardines. La verdad desde el principio lo vi muy grande pero nada que no fuera alcanzable caminarlo. Hay un trasporte de "trencito" que lleva desde el palacio hasta los aposentos de la María Antonieta y pasa por las fuentes y todo. Yo como ya ahorraba los euros porque comencé ya a ser más cauteloso sabiendo que regresando a México no tendría trabajo, decidí conocer todo A PIE.



Los jardines y las fuentes son hermosos. Es un deleite caminar por ahí pero creo que solo de ida. Tan solo con llegar a la mitad de los jardines me hice aproximadamente 30 minutos de camino sin detenerme. El sol ya lo sentía muy fuerte conforme daba cada paso. Al llegar a los jardines de María Antonieta veo que toda la caminada valió la pena ya que no solo son "cuartos" si no que también tiene su propio jardín exclusivo (y hermoso) con su propia villa privada y a "escala" porque las casa son mas pequeñas de lo normal, solo son de ornato.



Para cuando terminé de recorrer esa zona, ya eran como las 2:00pm, tenía una sed como muy pocas veces la he sentido, había un carrito vendiendo botellas de agua de medio litro y que me acerco a preguntar.. y pues no.. a pesar de la sed no quise comprarla porque una botella de agua de 500ml no cuesta 6 euros!!! Al acercarme a la sombra para descansar un poco, vi que la mayoría de los turistas pensaba como yo y todos estaban haciendo una cola (de mínimo 7 personas) para tomar directamente de una llave de agua potable. De esas que uno encuentra así fuera de una casa.



Por la sed, el calor y la falta de euros a todos se nos quitó el asco de ver que todo mundo tomaba de la llave; me formé también. El agua salía fresca y me supo muy rica, toda una salvación, me la puse también en mi cabeza y cuello para refrescarme. Todos hacían lo mismo.



Después de esa hidratación, quedaba el camino de regreso y visitar todos los demás "jardines" que comprende Versalles. Cada uno muy hermoso pero vaya que fue mucho mucho mucho caminar.



Al final, ya al salir me sentía tan cansado y acalorado que por primera vez en mi vida me odié a mí mismo por hacerme caminar tanto. Si vuelvo a ir algún día ahuevo que pago el pinche trencito. Casi sin fuerzas y muy fastidiado, cayéndome gordo a mi propia persona comprendí lo que sienten los demás al viajar conmigo y hacerlos caminar mas allá de sus límites. Desde ese día me prometí ser más conciente en mis viajes cuando lo hago con otras personas. Por eso mejor viajar solo, así solo me enojo conmigo mismo :

De regreso ahora sí fui por el boleto d el tren que me llevó directamente a París. Trasbordé en una estación del metro y ya al hostal, no sin antes compara algo de comer y tomar. Me sentía ya hasta como con temperatura alta por tanto esfuerzo en el día. Gocé de una pequeña botella de vino y atún con pan a la orilla del sena mientras anochecía.

A pesar de estar tan cansado, esa ciudad hace que olvides las penurias y te carga las pilas.